The Beans on Fire María Fernandez

The Beans on Fire

María Fernandez

Mejorando el mundo del café compartiendo

フランスのロースター:The Beans on Fire01

El café se toca como Jazz. Bajo este concepto, The Beans on Fire opera un negocio único del café en París, Francia. Su proyecto central es el tueste colaborativo, que ellos llaman el negocio conjunto de tueste. 27 tostadores de café ahora están utilizando el espacio compartido de la empresa para tostar café verde.

El enfoque de The Beans on Fire es multifacético.  Vende sus propios lotes de café a negocios y consumidores; gestiona dos cafeterías en París; y también ofrecen cursos sobre técnicas prácticas de tueste para personas interesadas en la industria del café de especialidad.

María Fernandez, originalmente de Colombia, lanzó The Beans on Firejunto con Andrés Hoyos Gomez. Hablamos con Maria para saber su perspectiva de la vida, que coincide con la filosofía de la empresa. 

フランスのロースター:The Beans on Fire02

Hacer accesible el café delicioso

El exterior de las dos cafeterías en París tienen elementos distintivos . Los letreros son iguales, si te fijas bien, las puertas y las paredes tienen forma similar, pero los colores de las paredes exteriores que saltan a la vista son completamente diferentes. Una esta pintada negro elegante con verde y la otra rojo brillante. La elección aparentemente aleatoria refleja las claras intenciones de María y Andrés.

‘El rojo’ representa la energía del fuego, que es nuestro elemento esencial. El negro y blanco simbolizan el viaje directo y transparente del grano verde a la taza, es sencillo y facil de reconocer  como en ‘blanco y negro.’ Aunque usamos estos tres colores corporativos, nada más está decidido. Si abrimos una tercera tienda, no estamos seguros de qué color será. Andrés dice: “No ser de cualquier color es lo que representa nuestra empresa”, pero yo creo que ser de cualquier color es lo que nos hace únicos.

フランスのロースター:The Beans on Fire03

No solamente el color de las paredes, detrás de la filosofía de The Beans on Fire es transparente.

Nosotros nos enfocamos en crear un espacio abierto. Por ejemplo, dejamos nuestras puertas abiertas hasta en invierno para fomentar la interacción espontánea entre los clientes.  También nos preocupamos por crear una línea de flujo natural, de manera que se sientan como en casa y puedan elegir el asiento vacío en el que quieren sentarse.

Antes de Covid, teníamos una mesa grande dentro de las tiendas. Si alguien se sienta delante de ti, al menos le dices ‘hola’, ¿no? Por supuesto, no tienes que seguir conversando si no quieres, pero incluso un simple saludo puede cambiar el ambiente del lugar.

フランスのロースター:The Beans on Fire04

Es una idea que también se aplica al espacio compartido del asado comunitario de The Beans on Fire. El espacio cuenta con mesas donde los usuarios se comunican entre sí, además de salas cerradas para quienes quieran concentrarse en el trabajo en la privacidad de su propio espacio.

Nos gusta trabajar en lugares diferentes, como las tiendas de los tostadores que utilizan nuestro espacio y nuestros clientes. Para despertar la creatividad, me parece importante trabajar con otras personas con frecuencia.

フランスのロースター:The Beans on Fire05

27 tostadores están utilizando el espacio de tostado compartido de The Beans on Fire. Aparte de unos pocos que ya tienen varias tiendas, muchos de ellos son tostadores en ciernes que buscan establecer su propio negocio en el futuro, o los que prefieren no tener espacios propios e invertir en otras áreas como el marketing. Para la mayoría de los usuarios, las instalaciones compartidas les permiten alimentar sus proyectos durante dos o tres años antes de independizarse, con un tostador propio, una vez que sus proyectos sean prometedores. Para ellos, la mayor ventaja del espacio es la reducción del riesgo comercial porque pueden reducir al mínimo la inversión inicial.

El mercado tradicional de café es gigante. Una pequeña empresa unipersonal solo puede tener un impacto limitado en la industria. Cuantas más personas trabajen en el sector del  café especial, más se conocerá el mismo y consumirá. 

Si tal movimiento se extiende cada vez más, democratiza el café de especialidad. En otras palabras,veremos un mundo en el que el café delicioso es accesible para cualquiera. Ayudar a los tostadores de café especiales que aspiran a serlo es el camino más rápido para hacer realidad ese futuro.

Spacer
フランスのロースター:The Beans on Fire06

Lecciones importantes, aprendidas de jazz

María y Andrés se inspiraron en el jazz para el modelo de negocio de The Beans on Fire.

Antes discutían sus planes de negocio en casa de la pareja de Andrés, que es músico famoso de Jazz. Los dos se inspiraron en su actuación improvisada con otros músicos.

Los músicos de jazz siempre intentan crear algo nuevo, en lugar de tocar una melodía fija. Todos ellos son muy hábiles y escuchan la actuación de los demás mientras crean su propio sonido. Este enfoque en el jazz tiene algo común con el café. Está el productor que cultiva el café verde, luego el exportador, y también el tostador y el barista. Cada uno de ellos tiene que escuchar el trabajo de los demás y  cumplir su parte para hacer una deliciosa taza de café.

フランスのロースター:The Beans on Fire07

The Beans on Fire es como un estudio de música. En nuestro espacio de compartido de tueste, los usuarios pueden tostar café cuando ellos quieran. También tienen la oportunidad de conocer varios cafés cultivados en diferentes orígenes y tostados en diferentes métodos. Somos un lugar en el que las personas aprenden unas de otras y crecen juntas.

Personalmente, sigo probando cosas nuevas y experimentando para explorar nuevas posibilidades, intentando no quedarme en un mundo diminuto y fijarme en una sola idea.  Esta actitud es algo que aprendí de los músicos de jazz, que utilizan  sus errores como forraje para crear gran música. Este enfoque en el jazz se encuentra en el corazón de mi vida.

Con eso dicho, todo esto no es posible si no se conocen los fundamentos. Solo cuando se aprenden las teorías y los conocimientos básicos se puede jugar con ellos para producir algo nuevo, ya sea un músico de jazz, un estudiante o un tostador.

Para mí, cinco o seis años de trabajo en un banco me dieron esta base. La mayor cualidad que obtuve de esa experiencia es la forma de ser productivo, disciplinarme y dirigir un equipo. Aunque ánimo a mi hija de 4 años a explorar el mundo fuera de nuestra casa por si misma ,  también le digo que siga ciertas reglas.

Spacer
フランスのロースター:The Beans on Fire08

Profundos deseos

Para María, quien nació y creció en Colombia, el café siempre estuvo cerca de su corazón, ya que su padre fue el fundador de una empresa de producción de café.

Como suele ocurrir con muchos otros padres, el padre de María quería que sus hijos se hicieran cargo de su granja. Pero su sueño de niña era ir a Francia y estudiar francés.  Entendía el deseo de su padre, pero vivir una vida sin intentar alcanzar su sueño no era de ninguna manera una opción.

Su padre le dijo a María que podía ir a donde quisiera una vez que terminara sus estudios. El día de la ceremonia de graduación de posgrado, María no perdió tiempo y compró un boleto de avión para Francia. Eso fue en 2007, cuando tenía 23 años.

フランスのロースター:The Beans on Fire09

Después de trabajar en la embajada de Colombia en París durante seis meses, obtuvo una maestría en negocios internacionales. Luego tomó un puesto en un banco, por su deseo de realizar un trabajo más creativo y rápido. Tenía 26 años cuando su padre le pregunto que se encargará de su granja. Pero como siempre se a abierto su propio camino, Maria respondió con una fuerza de voluntad

Papa, esta es tu granja, María dijo. Y no lo quiero hacer. Quiero hacer mi propia vida.

Está bien, respondió su padre. Es tu decisión.

María vio que un atisbo de decepción cruzaba su rostro. Pero su determinación era firme.

フランスのロースター:The Beans on Fire10

Sin embargo, con el tiempo, empezó a sentirse frustrada con su trabajo, ya que pasaba horas y horas frente a una computadora en el banco, durante días y días.

Pronto, un sentimiento de nostalgia se deslizó en su corazón, con recuerdos de su hogar, de correr alrededor de los cafetales, de rechazar el deseo de su padre.

María no se arrepiente de su decisión de abandonar su país y mudarse a Francia. Pero en cuanto su padre supo que ninguno de sus tres hijos tenía intención de seguir con su negocio, vendió su granja. María ha hecho las paces con su decisión. Pero en el fondo, quedó una sensación vaga de tristeza.

La profunda añoranza de su ciudad natal y de su padre acabó por empujarla a pensar cómo podía seguir conectada con Colombia mientras vivía en Francia. Solo había una respuesta.

フランスのロースター:The Beans on Fire11

Tras cinco o seis años de trabajo en el banco, María dejó el empleo y  se incorporó  a la primera cafetería especializada de París, “La Caféothèque”, haciendo así su incursión en el mundo del café.

Tenía la pasión y la energía de hacer algo original y forjar profundos lazos con los cafeteros en Colombia. Pero no tenía una hoja de ruta concreta sobre qué hacer o cómo hacerlo.

Spacer
フランスのロースター:The Beans on Fire12

No solo es nuestro proyecto

Lo que le esperaba a María era un encuentro con Andrés. Después de una carrera de más de 20 años como consultor estratégico en McKinsey & Company, Andrés estaba pasando por una crisis de la mediana edad, echando un vistazo renovado a cómo quería vivir. Cuando María conoció a Andrés, él estaba en medio de un viaje por los orígenes del café, haciendo una pausa en su trabajo y desarrollando un plan de negocios.

Casi todos los que conocí en La Caféothèque dijeron que querían abrir una tostadora de cafés especiales y comerciar directamente con ellos, reencuentra María. Sus sueños eran similares.

Pero Andrés fue diferente. Me dijo: ‘Deberíamos escuchar las opiniones de los demás antes de crear  una empresa porque  no es solo nuestro proyecto.’ Me conmovió su forma de pensar.

フランスのロースター:The Beans on Fire13

Después de estudiar el café en La Caféothèque, Andrés emprendió en una gira de dos meses por tostadores , espacios de tostados compartidos y cafeterías, con el objetivo de averiguar lo que faltaba en la industria del café especial o, en otras palabras, las necesidades del mercado del café.

La gira reveló que bastantes personas querían un lugar compartido donde poder tostar juntos. La industria del café de hoy no tiene suficientes lugares donde la gente pueda compartir conocimientos y experimentar para crecer juntos. Impulsados por la determinación de crear nosotros mismos un lugar así, se puso en marcha The Beans on Fire.

Aunque el concepto de tostado compartido era nuevo, María y Andrés estaban convencidos de que su negocio acabaría teniendo éxito. Pero, en contra de sus expectativas, su crecimiento fue lento: el número de usuarios se quedó en tres en el primer año y cinco en el segundo. Sin embargo, el lento negocio recibió un impulso cuando la pandemia de Covid-19 golpeó al mundo.

La pandemia hizo que un número cada vez mayor de personas dejará su trabajo y se dedicará a tostar, el trabajo que tiene más sentido y que requiere usar no solo la cabeza sino también las manos. Ahora, recibo una consulta sobre nuestro espacio casi todos los días.

Spacer
フランスのロースター:The Beans on Fire14

Arnulfo Botina, el primer productor colombiano en comercializar

El espíritu sigue viviendo

Para María, que está a cargo de toda la operación comercial de The Beans on Fire, su mayor misión es desarrollar su Colombia natal a través del abastecimiento de café verde. La empresa solo comercia directamente con productores de Colombia. Desde su fundación, The Beans on Fire ha comprado café a los mismos agricultores a un precio fijo cada año, con el fin de mantener relaciones a largo plazo con ellos.

Nosotros nos enfocamos solo en tres regiones porque queremos tener un gran impacto en estas comunidades concentrando nuestros recursos. En el fondo de nuestro negocio, está mi deseo de tener conexiones profundas con mi país, Colombia.

Una de las regiones es el sur del departamento de Nariño, donde la mayoría de los productores son pobres y de pequeña escala. Aquí, los cafetales salpican una vasta extensión de terreno alrededor de un volcán de 1.800 metros. Con unas condiciones de clima y suelo favorables, Nariño lleva mucho tiempo produciendo grandes cafés. Pero como la situación de seguridad se ha deteriorado considerablemente en los últimos 20 años aproximadamente, la región ha perdido el tráfico de compradores del extranjero.

Durante muchos años, los agricultores locales han tenido que vender su café a un precio  barato a pesar de su buena calidad porque tenían dificultades para encontrar un mercado. Ahora trabajamos con 24 familias de Nariño y compramos sus cosechas al precio que merecen.

フランスのロースター:The Beans on Fire15

Los esfuerzos de Beans on Fire por desarrollar las comunidades no se limitan a la compra continua de café. Otra iniciativa es la inversión en educación para los niños de la comunidad.

Muchos de los jóvenes de Nariño abandonan la región y buscan una vida en ciudades más grandes, lo que resulta en una edad media alta de los cafeteros y una falta de sus sucesores. Para resolver estos problemas, María visita Nariño con ingenieros cada año e imparte un curso de una semana sobre robótica.

“Enseñamos la robótica como una forma de ayudar a las tareas realizadas por los humanos, ayudándoles a completarlas de una forma más fácil y confiable. Por ejemplo, las personas pueden utilizar robots para registrar datos sencillos como la humedad, la densidad y la precipitaciones, en lugar de tomar ellos mismos las notas.

Los robots pueden ayudar a las personas a manejar y mejorar la calidad del café. Con este curso queremos que más jóvenes sepan que pueden vivir del café y se hagan cargo de la producción.

Aunque solo colaboramos con unas pocas familias, vemos el valor que tiene el hecho de que nuestros esfuerzos marquen la diferencia en sus vidas. Junto con la población local, hemos llevado a cabo un proyecto para mejorar el entorno de vida de cada hogar. Gracias a esta iniciativa, más personas de Nariño  tienen ahora acceso a infraestructuras básica como aseos y servicio de agua

フランスのロースター:The Beans on Fire16

Han pasado 15 años desde que María dejó Colombia. Su padre ya no está involucrado en la industria del café después de vender su granja. Pero está orgulloso de ver a todos sus hijos labrarse una carrera, dice María.

Los tres no queríamos decepcionar a nuestro padre. Así que no pudimos tomar una decisión de inmediato. Pero al final, nuestra decisión de diseñar nuestros propios caminos fue firme. Ahora, los tres y nuestro padre creemos que tomamos la mejor decisión.

Probablemente mi padre no recibió mi decisión con gran alegría al principio. Sin embargo, no mostró ningún rastro de decepción para que nos sintiéramos culpables.

Tal vez, mi padre sabía que yo era sincera con él, y comprendía que estaba firmemente decidida a construir mi propio camino. Aprendí de él que lo que los padres quieren para sus hijos no siempre significa felicidad para ellos. Lo que más importa es que los propios hijos vivan una vida feliz. Quiero tratar a mi propia hija con la misma actitud que aprendí de mi padre.

No es difícil de imaginar la alegría que debió sentir el padre de María cuando supo que su hija empezaba un trabajo relacionado con el café y con Colombia. Al igual que existen innumerables formas de relacion entre padres e hijos, no hay una única respuesta correcta para el tueste o el negocio. El espíritu que María heredó de su padre- respetar la opinión de las personas  y alentarlas cuando emprenden un nuevo camino- seguramente impregna los corazones de quienes se reúnan en The Beans on Fire.

Texto: Tatsuya Nakamichi
Foto: Anael Rouiller
Traducción: Eddie M. Villalobos

MY FAVORITE COFFEELa taza de café que enriquece mi vida

Me gusta el café que tomo con mi padre en la mañana, cuando regreso a mi casa en Colombia. Mi padre depende de mi madre para todo lo demás de la casa . Pero cuando se trata de café, se levanta temprano y me lo prepara con una cara realmente feliz. La calidad del café no es necesariamente excepcional. Pero tomándola con mi padre mientras vemos el amanecer, se convierte en el mejor café para mí.

Spacer
Find Roasters!

Encuentre un tostador cerca de usted.